Inici > Ecos de l'Odissea > Ulisses, als cinquanta anys, passa per davant de Nàpols, de la mà d’Alejandro Oliveros

Ulisses, als cinquanta anys, passa per davant de Nàpols, de la mà d’Alejandro Oliveros

.

.

.
ULISES  50  ae.

.

He vuelto a navegar estas costas del Tirreno
encantado. Lleno de canas y dificultades
para leer las señales en el cielo y las notas
en los viejos mapas fenicios. Hace diez años
las mismas aguas bondadosas fueron camino
de la nave, y sus cielos siempre más amables
que los ingratos del Atlántico o la oscura Inglaterra.
.
Me he detenido en las alturas de Cuma a consultar
la blanca virgen del antro, lejana e infinita.
No fueron tantas, por temor, las preguntas y han sido
más cortas, como paso de entierro, las respuestas:
“Nada de lo que te depara el futuro ha de ser largo.
Haz como los hombres de la costa: los días
son peces voladores, atrápalos, manténlos
vivos junto a tu corazón, no los dejes huir,
no los dejes morir por falta de agua o esmero.”
.
De Cuma a la isla Circea, la quieta morada
de la esbelta diosa de cabello hasta la cintura.
El paso de las estaciones, que todo lo puede,
había transformado su hermosa apariencia:
la cabellera más breve, la mirada demorada
más allá de la superficie de mis ojos sin brillo.
Toda pasión disminuida, ausente todo desvarío,
reservada a la memoria inconstante la escritura
de las noches blancas, el temblor entrelazado
frente al avance de la aurora, el dolor de los besos,
la luz de las caricias extendidas como un lago,
el abrazo sin piedad y las marcas en el muslo.
Otra Circe, de encantos apagados y serenos labios,
a salvo de la incertidumbre y el insomnio,
de los sueños postergados y puertas escondidas,
otra Circe, de espaldas a un Ulises distraído.
.
Delfines y tristezas navegaron con la nave
hacia el sur, más allá del golfo de Parténope
y el inmaculado santuario de Isis. A un lado,
la isla de Capri, la de luz bendecida, el único
resto de Paraíso entre nosotros. Más allá Sorrento
y luego el aroma a desastre en las rocas espumosas,
con la advertencia de Circe fresca en la brisa:
“Tanto como los vientos de mi corazón ha cambiado
la fascinación de las sirenas. Será necesario
más de una cuerda para salvarte. Son jóvenes
ahora y atractivas. Sus ojos de miel derramada,
y tan peligrosos como el silencio. Cuídate,
Ulises, de estas criaturas que dejaron plumas
por piel de bronce y vientres turgentes, bocas
entreabiertas y juventud de alondra. Cuídate,
Ulises, a los cincuenta no bastará una cuerda para salvarte”.
.
.
Alejandro Oliveros
Magna Grecia (1999)

.

.
.

Alejandro Oliveros (Valencia, Venezuela, 1948)

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Per arrivare da Napoli a Sorrento si passa via terra da Torre Annunziata e da Castellammare di Stabia. La peni­sola comincia con l’enorme rupe di Vico Equense, sotto la quale il mare ha scavato una grotta che l’attraversa da par­te a parte, e si protende per oltre venti chilometri tra i due golfi, come a segnare insieme una netta linea di demarca­zione e un punto d’incontro tra Napoli e Salerno. Le roc­ce cadono a picco sull’acqua formando piccole insenature, spiagge amene e grotte profonde che «con i colori del cielo e del mare, fusi coi riflessi della roccia calcarea e col verde delle valli offrono un paesaggio rupestre-marino di straor­dinaria bellezza, più unico che raro». Già abitata all’epo­ca del bronzo, Sorrento fu colonizzata come Capri da greci teleboi e conobbe il culto delle Sirene, le Sirene cantate da Omero e miracolosamente schivate da Ulisse molti secoli prima della fondazione di Napoli. Secondo taluni, le Sire­ne avrebbero dato il nome alla città; secondo altri, sarebbe stata Capri a ospitarle, ovvero quell’isola dei Galli, al largo di Positano, circondata dagli scogli che chiamano appun­to Sirenuse, l’incantevole luogo dove Eduardo De Filippo si era costruito una villa.

Antonio Ghirelli (Napoli, 10 maig 1922 – Roma, 1 abril 2012)

.

Antonio Ghirelli
Una certa idea di Napoli

.

.

.

.

.


.

.

Alejandro Oliveros

Espacios en fuga

(Poesía reunida 1974-2010)

Colección La Cruz del Sur

Editorial Pre-Textos. Madrid, marzo 2012

ISBN: 9788415297628

.

.

Antonio Ghirelli

Una certa idea di Napoli

Storia e carattere di una città (e dei suoi abitanti)

Arnoldo Mondadori Editore. Milano, 2010

ISBN: 9788804596899

.

.

.

  1. Encara no hi ha cap comentari.
  1. No trackbacks yet.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: